image description image description image description image description image description image description image description image description image description
 

El Hotel se encuentra en el casco de una antigua hacienda del siglo XVI, la Hacienda San Martín, que ha sido testigo de algunos de los hechos más importantes de nuestra historia gracias a su ubicación estratégica entre Toluca y la Ciudad de México.

Fundada en 1566, la Hacienda estaba dedicada inicialmente al ganado menor, pero más tarde se consagró como hacienda triguera. Con su propio molino, la Hacienda San Martín llegó a convertirse en un importante abastecedor del grano para los valles de México y Toluca.

Entre sus primeros dueños figuran grandes personajes, como Diego Carrillo de Mendoza y Pimentel, marqués de Gelves y conde de Priego, quien fungiera como Virrey de la Nueva España de 1621 a 1624.

En 1810, durante la guerra de Independencia, el suelo de la Hacienda San Martín vibró con el estruendo de los cañones realistas. Muy cerca de la hacienda se entabló la legendaria Batalla del Monte de las Cruces, donde los insurgentes lograron una de sus mayores victorias. Más tarde, la Hacienda San Martín se vio asolada por grupos de revolucionarios comandados por Emiliano Zapata. Al paso de los zapatistas, gran parte del casco de la hacienda se incendió —lo mismo que la antigua estación de tren— y los campos quedaron inhabilitados. Afortunadamente, una sección que soportó mejor los rigores de la guerra es la parroquia.

Actualmente, esta iglesia funge como rectoría de las capillas de la región por decreto del Obispo Francisco Javier Chaboya Ramos. Gracias a un gran esfuerzo de restauración, hoy el hotel Hacienda San Martín ofrece a sus huéspedes una estadía cómoda y placentera, sin perder el encanto colonial que lo distingue.